INICIO La asociación   

Historia de la asociación

"En la actualidad, la asociación ha alcanzado un total de 32 palacios de congresos miembros, cifra que asciende cada año."

La aportación de la Asociación de Palacios de Congresos de España a las economías locales es significativa.

La figura del palacio de congresos es relativamente reciente en nuestro país, ya que hasta la década de los 90 no se produjo una notable proliferación de estos edificios.

Un grupo de profesionales inquietos ante la importancia creciente que suponía el producto turístico de reuniones, decidió constituir una asociación con el objetivo de compartir experiencias y representar intereses comunes. De este modo se constituye, en 1995, la Asociación de Palacios de Congresos de España, con una cifra sustancial de 21 palacios miembros, inspirándose en el modelo de la AIPC (Asociación Internacional de Palacios de Congresos).

En la actualidad, la asociación ha alcanzado un total de 31 palacios de congresos miembros, cifra que asciende cada año.

Objetivos APCE

La Asociación de Palacios de Congresos de España, fundada en Madrid el 13 de noviembre de 1995, tiene como principales objetivos:

  • Defender y representar los intereses comunes de los palacios miembros.
  • Poner en marcha acciones comunes encaminadas a defender la figura del Palacio de Congresos como espacio físico y estructura organizativa, y a actuar como eje vertebrador del turismo de congresos y reuniones en España.
  • Permitir el intercambio de experiencias e ideas en cuanto a temas propios de la actividad desarrollada.
  • Elaborar propuestas, consultas y acuerdos con las administraciones competentes.

Proyecto de futuro APCE

Los principales proyectos de futuro de la Asociación de Palacios de Congresos de España son:

  • Ser testimonio vivo de la aportación que los Palacios de Congresos realizan al sector del turismo español, especialmente el de reuniones.
  • Continuar siendo plataforma adecuada para un conjunto de edificios emblemáticos, de gran valor arquitectónico y urbanístico, que contribuyen a generar significativos ingresos a las economías locales donde se ubican.
  • Seguir siendo foro de debate y punto de encuentro cultural.
  • Convertir a España en una potencia turística de reuniones, ofreciendo un destino atractivo y un servicio competitivo a nivel internacional.